Alarmas: Tú eres más inteligente que un ladrón

 

El modo de actuar de los ladrones día a día va tomando tintes de sofisticación y de conocimientos técnicos, por lo que debes protegerte de ellos a cómo de lugar. Los sistemas de alarmas domiciliarias convencionales suelen ser burlados con suma facilidad, dejándonos el sabor amargo de la visita siempre indeseable de los delincuentes. En este artículo te brindaremos una idea para poder incrementar tu seguridad y la de tus pertenencias más valiosas.


   

Muchos de los sistemas actuales de alarmas domiciliarias que poseen monitoreo desde una central funcionan gracias a la conexión telefónica. Al detectar un problema, el sistema lo reporta a la central de control y ésta, a su vez, se contacta con el usuario, la policía, los bomberos, los servicios de emergencia o con los números que hayamos dejado asentados ante una situación de posible siniestro en nuestra ausencia.




Sistema tradicional de alarma

 
 
Capacímetro Autorrango

Pero ¿qué sucede si el ladrón (que siempre trata de estar un paso adelante en el conocimiento de las nuevas tecnologías) va hasta la línea telefónica que ingresa a la casa y corta los cables? Si consideramos la facilidad de acceso que tienen los controladores de los instrumentos que registran el consumo de gas, agua o electricidad, no es de extrañar que cualquiera tenga libertad de acceso al cableado telefónico de ingreso a nuestro domicilio. Si los delincuentes se atreven a cruzar techos, patios traseros, balcones y muchos otros espacios “alcanzables”, cómo no imaginarlos vulnerando la línea telefónica.

A pesar de que las empresas de monitoreo nos intentan convencer de que las sofisticadas computadoras que poseen son capaces de detectar cualquier intrusión en la línea telefónica, hay un razonamiento lógico que nos lleva a pensar distinto: la única forma de saber si una línea está activa y funcional es comunicándose a la misma. Algunas empresas de monitoreo suelen efectuar “llamados” a la central domiciliaria de los abonados para verificar el correcto enlace del sistema. Cuando este contacto no se logra, advierten al usuario mediante su teléfono móvil (siempre piden un teléfono móvil de contacto) que se debe verificar el sistema telefónico. Imaginen ustedes lo siguiente: un control permanente de nuestra línea por parte de la central de monitoreo significaría un uso constante de la línea por parte de dicha central, pero además representaría un gasto enorme e inviable para la empresa por tener que hacerlo con todos los abonados al servicio de monitoreo. Por lo tanto, en la gran mayoría de los casos, la empresa se da cuenta que nos han cortado la línea telefónica cuando nuestra casa ya está vacía.

Los sistemas más costosos incluyen un módulo GSM de backup, que automáticamente emite mensajes prefijados a un grupo de teléfonos seleccionados previamente, dando el alerta del corte. Pero como te hemos dicho, esos sistemas generalmente son muy costosos. Lo mismo ocurre con otras técnicas que emplean transmisores de UHF.
 

 
Mi primer receptor: TDA7000
Servomotores
ON-OFF de un toque
Amperímetro 0 - 5Amper
Dip - Meter
Monitor de tensión de línea
Robot Siguelíneas
     
 

Tenemos un plan
Seguramente tienes por allí algún teléfono GSM que ya no utilices. Con la abundante proliferación de modelos aparecidos en estos últimos años y la baja notable en los precios de estos gadgets, estamos seguros que debes tener por allí, en algún cajón, un teléfono que has abandonado por no reproducir MP3, ni sacar fotografías, ni filmar, ni ser 3GS. Cualquier teléfono será útil (excepto los de pantalla táctil) para llevar a cabo nuestro sistema de aviso de corte de línea telefónica.La base de nuestro centinela se centra en un circuito capaz de detectar la presencia efectiva de conexión de línea telefónica, sin importar si nos llaman, si la estamos utilizando o si nos olvidamos “descolgado el tubo”. Nuestro sistema monitor será capaz de sumarse a cualquier sistema de alarma existente, cual si fuese otro control de zona. También podremos utilizarlo y ubicarlo dentro del diseño de alarma que construyamos nosotros mismos.


¿Quién no posee un móvil que ya no utilice?
 

El circuito
Una línea telefónica domiciliaria típica posee una tensión continua que puede variar (según la compañía) entre 24 y 48 Volts, cuando ningún aparato telefónico está en uso. Cuando alguno de ellos se activa, la tensión de línea cae hasta ubicarse entre los 7 y 14 Volts. Esta es la tensión que la mayoría de los aparatos telefónicos autónomos utilizan para alimentar sus circuitos mientras son utilizados. Cuando se recibe una llamada, se agrega una tensión alterna de unos 90 Volts, con una frecuencia de 20 a 30Hz (para hacer sonar el “ring”).

Como podemos ver, la variedad de tensiones presentes en una línea es muy variada, por lo que debemos tener especial cuidado en el diseño de nuestro sistema para evitar las falsas alarmas o falsos disparos cuando tengamos abruptas variaciones, como puede ser el caso de recibir una llamada. Nuestro circuito se debe conectar en paralelo a la línea telefónica en cualquier espacio de la casa, que puede ser el mismo lugar donde se encuentra la central domiciliaria. La alimentación al circuito propuesto deberá estar suministrada por una batería de respaldo, además de una posible alimentación extraída desde nuestro sistema de seguridad hogareño.

 






El Tutorial de Televisión que ha ayudado a miles de técnicos de toda América a aprender cada día más del oficio 
 

Circuito monitor de línea telefónica
 

La polaridad de la conexión a la línea telefónica no influye en el funcionamiento del sistema, ya que la entrada se rectifica en el puente de onda completa Br1. Vale aclarar que la alta impedancia presentada a la salida del conjunto rectificador asegura que no se evidencie la presencia del circuito y pase desapercibido para los fines prácticos de un uso normal. La tensión rectificada que sale de los diodos se aplica a un filtro con una gran constante de tiempo, formado por R2 y C1. Este filtro incluye un diodo zener (D1) que limita la carga máxima de tensión en C1 a 12 Volts durante la operación normal. Cuando la tensión de entrada ya no está presente, R1 proporciona un camino de alta resistencia para drenar la carga de C1. Esta resistencia establece la demora de tiempo para la activación de la alarma.

Teniendo en la entrada inversora del comparador una tensión fijada por D2 en 5,1 Volts, cualquier tensión por encima de 5,1 Volts en la entrada no inversora mantendrá la salida del comparador en estado alto. Cuando la tensión a la salida del comparador OP1, que en nuestro caso se trata de un LM311 de National Semiconductor (muy económico y de fácil obtención), pasa a un estado bajo, podemos activar un relé (como el que vemos en la imagen del ejemplo) y, a través de él, activar algún circuito de nuestra alarma ya existente.

 

Otra maravilla de la tecnología y el avance en capacidad de almacenamiento de información y calidad de imagen.


La Radio Digital ya es una realidad en todo el mundo, menos en Argentina, hace un tiempo ya realizamos un informe con data que puede serte útil.


Activación de un relé a partir del circuito monitor
 

Lo que estaríamos haciendo con el contacto del relé es simular la activación de alguna zona disponible que tengamos en el sistema para constatar que se trata de la desconexión del sistema telefónico. Siempre es deseable que, al accionarse algún sistema de alarma, se activen alertas sonoros, como pueden ser sirenas o luces destellantes en la casa o cualquier medio que provoque el suficiente bullicio y avise a los que están afuera (léase vecinos) de que algo extraño está ocurriendo en las inmediaciones de su domicilio.

Y aquí es donde nuestro antiguo teléfono cobra singular relevancia, ya que al no tener disponibilidad de línea telefónica, apelaremos a su utilización para avisarnos y avisarle a todo un grupo de personas del posible intento de intrusión en nuestra casa. Recordemos que cualquier teléfono, por antiguo que sea, permite enviar mensajes de texto a grupos de personas, entre los que puede estar la policía, tu sistema de monitoreo domiciliario, tus vecinos, amigos y, por supuesto, tú mismo.

Todo será tan sencillo como desarmar el teléfono y tener acceso al botón que permite activar el envío de un mensaje para allí conectar los cables que traen la conexión de los contactos del relé. Para esto ya habremos dejado preparado el mensaje (un texto específico y listo para ser enviado todo el grupo) antes de irnos de vacaciones o antes de salir a pasar un fin de semana fuera de casa.

Si la tensión de la línea telefónica desaparece porque los delincuentes cortan los cables, C1 se descargará en R1; OP1 pasará a un estado bajo; el relé se activará y, al momento de hacer sonar las bocinas, activará el botón SEND o ENVIAR del teléfono celular para enviar un SMS masivo y avisar a todos del evento.

Un trabajo coordinado e inteligente, en el cual participan vecinos solidarios, puede crear un lugar seguro y armónico donde sea agradable vivir. Demuéstrales a los indeseables mal vivientes que tú eres más inteligente que ellos.

Fuente NeoTeo

 
     
  Indice de montajes   
  Free counter and web stats